Cargando...

B2B o B2C

Saber si tu negocio es B2C (business to consumer) o B2B (business to business) requiere de un profundo estudio de campo.

Al paso del tiempo, muchas empresas hacen la transición de una a otra, o deciden mezclar ambas, ya que aunque un producto puede solucionar la necesidad de individuos, es posible que un grupo de personas afiliadas a un colectivo, puedan beneficiarse.

Pensemos en el ejemplo de Uber.

Puedes tenerlo instalado en tu celular para uso personal, pero las empresas pueden usarlo como una solución corporativa. En estos casos la relación, producto y marketing es diferente para cada segmento.

El caso B2C
Como la decisión depende del usuario directamente, el proceso de venta suele ser sencillo y rápido.

Necesitas tener una estrategia de marketing que te ayude a difundir tu producto y las características de tu marca. Te puedes apoyar en campañas de Marketing, Redes sociales, Google Adwords.

El seguimiento en la calidad del servicio/producto, se vuelve más complicado al centrarse en la experiencia individual de cada comprador.

El modelo B2B
Quien adquiere el producto o servicio no es precisamente quien lo usa. Las personas involucradas en la decisión trabajan en Recursos Humanos o son directores de área.

Aquí, el factor más importante es poder dar una experiencia corporativa tanto en la atención, como las posibilidades de pago y crecimiento.

Los procesos de venta suelen tomar más tiempo, entre uno o seis meses, depende de los procesos del cliente. El ciclo comienza desde que haces un primer contacto con el cliente y termina cuando se cierra la venta.

En cuanto a Marketing, si bien podemos usar las mismas herramientas de marketing de un modelo B2C, también debes aprovechar otros medios de contacto como llamadas telefónicas, reuniones presenciales y contacto vía LinkedIn. Tus campañas en redes sociales y correo electrónico deben estar dirigidas a las personas claves en la toma de decisión.

Los eventos son una gran oportunidad pues te ayudan a encontrar clientes calificados y agilizar los procesos comerciales.

Sea cual sea el caso en que tu proyecto se enfoque, es importante que tengas personas de tu empresa encargadas en hablar con tus clientes, genera confianza y escucha sus necesidades.