Cargando...

Mi cliente no sabe lo que quiere

Claro, ningún cliente lo sabe y es por eso que te llaman, están esperando tu apoyo.

Aquí es cuando debemos poner en prática nuestras habilidades de consultores. Entender sus carencias y necesidades y enseñarle lo que quiere.

Por que hay que dejar muy en claro, si sabe lo que quiere, pero el no es el desarrollador, así que no puede visualizar el resultado final.
Para eso estás tu.

Pero, ¿cómo hacerlo?

Ponte en los zapatos de tu cliente. Mira más allá de tu entorno y entiende todas las opciones que tiene tu cliente, de las cuales incluso tú formas parte. Esto también te ayudará a entender a la competencia y anticiparte a sus movimientos.

Sigue de cerca la operación de tu cliente. De esta forma sabrás por lo que tiene que pasar tu cliente y en qué puedes fallar.

Y el gran truco que me ha servido:

Piensa en la idea abstracta de la solución, pero concentrate en la tarea.
La gran queja con el cliente, es que puede cambiar de idea durante el proyecto. Y claro que lo hará por que empezará a ver con claridad lo que puede conseguir.
Si te pide sumar 5+5, debes entender que quiere sumar dos números, más que eso quiere sumar números, y aún más allá quiere hacer operaciones con números.
Con esa abstracción es con la que debes empezar a preparar tu código, pero tener en mente que lo primero que debes hacer es cubrir la tarea. Así, cuando el cliente vea las alternativas estarás listo para darle la solución o incluso proponerla.

Debes cambiar de idea, no eres alguien que desarrolla aplicaciones, eres alguien que diseña soluciones