03 Oct 2016

Esteganografia

Esteganografia

Igual que una buena película del 007, utilizando canales públicos (blogs y foros), un grupo de personas es capaz de compartir información privada sin que nadie lo sepa.

La esteganografía es el arte de ocultar información en algún otro elemento.

Esto no es algo que nació de la informática, el uso de mensajes ocultos lleva acompañando al hombre desde que éste vio necesario realizar este tipo de técnicas.

El uso de animales o esclavos para enviar información confidencial entre reinos (se cortaba el pelo del animal/el pelo de la cabeza del esclavo, se escribía algo en la piel, y se esperaba a que éste creciera de nuevo), o lo que muchos hicimos de niños con jugo de limón y calor para verlo, son ejemplos de técnicas utilizadas en la antigüedad que entran dentro de esta definición.

Esto se logra con tres elementos, el mensaje (que queremos ocultar), el camuflaje o tapadera, una función estego (algún tipo de técnica para que el elemento oculto pase desapercibido dentro del camuflaje) y quizás algún tipo de clave necesaria para descifrarla.

El mensaje oculto viajará por un canal previsiblemente inseguro (aquí la piedra angular del éxito de este tipo de técnica), pudiendo ser interceptado por algún otro receptor, pero que será incapaz de, o bien darse cuenta de que el camuflaje tiene un mensaje oculto, o en caso de darse cuenta, de no pueder obtener el mensaje.

Una vez que llega a su destino, el receptor objetivo aplicará la estego-función y la estego-clave (si es que había), separando camuflaje de mensaje, y obteniendo así la información buscada.

La esteganografía tiene por tanto una terna en cuyo equilibrio radica la función para la que se ha desarrollado.

Habitualmente, las técnicas de esteganografía que permiten ocultar mayor información (cantidad) son menos robustas y pasan menos desapercibidas (invisibilidad). Por contra, a mayor robustez, normalmente menor cantidad de información oculta.

Entonces, ¿la estenografía es infalible?

Como en cualquier método que involucra la mano humana, todo depende de quienes lo implementan.

Si se utilizan herramientas comerciales que hacen esta función, generalmente dejan firmas ya sea en el camuflaje o en el registro del operativo, o por como el caso de unos espías rusos perseguidos por el FBI, la prueba definitiva fue la confesión 'no intencional' de uno de los involucrados.

La estenografía, como muchas otras técnicas de ofuscamiento de datos, ofrece oportunidades interesantes para compartir información, sin embargo, su uso ético siempre dependerá de sus usuarios.

Artículos relacionados